Buscando promover y cimentar nuestra fe ponemos a su disposición...


EL POBRE=ANAW DE YAHVÉ

Y ustedes, ¿quién dicen que soy yo?

Hace dos mil años un hombre formuló esta pregunta a un grupo de amigos. Y la historia, aún no ha terminado de responderla. El que hacía la pregunta era un aldeano sencillo que hablaba con un grupo de gente que lo seguían. Nada hacía sospechar que era alguién importante. Vestíapobremente y no tenía títulos ni apoyos.

Y la pregunta, hoy, sigue girando en torno a aquel hombre. La historia se mide por años teniendo en cuenta su nacimiento. Parte importante de la humanidad usa su nombre para expresar su fe y denominarse cristiano. Se ha escrito mucho, muchísimo, sobre su persona. Recientemente Su Santidad Benedicto XVI nos ha regalado dos preciosos libros sobre Jesucristo. La mitad del arte, por lo menos, ha tomado como tema e inspiración su vida y su muerte.

Hay que dar respuesta. Quien no la ha contestado aún, no ha cumplido con una gran obligación. Creer en Jesús no es una curiosidad más. Creer en Jesús es algo que condiciona la vida y que hace vivirla de manera diferente, tal como El mismo la enseñó.

   Prologo por el Exmo. Sr. Arzovispo de Hermosillo Don José Ulises Macías Salcedo


LA FUERZA QUE SALVA

Un libro que contiene en sí la fuerza que describe. Su estilo literario nos recuerda los antiguos manuales catedráticos de los escolásticos, aunque breve, por ordenado, metódico, con objetivos bien concretos y definidos. Es una lectura clara, vigorosa, en la que predomina el sentido literal, es decir, se dice lo que se dice, sin ambigüedades semánticas, vinculada la retórica a la lógica, cual debe ser en este tipo de tratados teológicos en los que media la verdad sobrenatural, divina, en el corazón de los creyentes, en sus intereses humanos.

El estilo literario del autor de “La fuerza que salva” consiste en una especie de aniquilatio como la del Bautista, pues se percibe evidente que el autor busca disminuir su personalidad, su juicio y sus sentimientos para que la verdad de la Escritura crezca y eche raíces en el corazón de sus lectores. De hecho, lo notaremos, el estilo del Pbro. Dr. Macario Ponce, está supeditado a la transmisión de un mensaje, de una verdad que no es suya. Él es portavoz, profeta más que poeta de un mensaje divino.

    Prologo por Lic Luis Alberto Miranda Gaxiola

Informes en contacto@kerygma.com.mx

Dame Señor, un corazón humilde para aceptar tu voluntad en mi.

Comunidad Kerygma.
contacto@kerygma.mx
Hermosillo, Sonora, México.
Todos los Derechos Reservados ©.