Miércoles 18 de octubre del 2017
COMUNIDAD DE NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

LIGAS DE INTERES
    Vaticano

MISCELÁNEA

  • Poemas
  • Artículos
  • Escritos de Santos

Desnudez

¡Ah que desnudo está el hombre
Cuando enfrenta la verdad!
No hay nada que ocultar pueda
Por grande esfuerzo que se haga.

Autor: Francesco Bojaxhiu
AL SACRAMENTO.

Tema de poemas debe
evocar desde antaño
la luna que su luz bebe
de un astro más castaño.

Autor: Luis Miranda.
Partiremos

¿Qué queda del que se va?
Un recuerdo, una palabra,
una imagen, la fragancia
que se esfuma en la distancia
de los días que se pasan.

Autor: Francesco Bojaxhiu
ESTATE SEÑOR CONMIGO

Estate, Señor, conmigo
siempre, sin jamás partirte,
y, cuando decidas irte,
llévame, Señor, contigo;
porque el pensar que te irás
me causa un terrible miedo
de si yo sin Ti me quedo,
de si Tú sin mí te vas.

Autor: Anónimo
Polvo en tus Manos

Soy la tierra seca que dispersa el viento,
convertida en polvo a todo me adhiero,
esa que se cuela por pequeña hendija
y al ama de casa le causa tormento.

Autor: Francesco Bojaxhiu
Ven, Yo Soy

No me des más dolor ¡Quédate en casa!
¿A dónde vas que te amen como yo?
No soy tu idea vaga y sentimiento.
Soy la verdad que vive en tu interior.

Autor: Francesco Bojaxhiu
Olivar

¿Quién repara en el amanecer difícil,
Previo al calvario de muerte que te llama?
Obediente al extremo, lleno de amor profundo,
Clamando al papito de ternura pleno.

¿Quién se detiene al verte ensangrentado,
Obediente, sufriente cual cordero,
En ese amanecer del día aciago en
que ofrendado en el altar salvas al mundo?

Autor: Francesco Bojaxhiu
Humus Caelis

Languidos tallos que se elevan hacia el cielo,
triste follaje que marchito al viento ofrece,
tierra en estiaje de nutrientes vacia,
sol que no vienes, a cambiar mi suerte.

Tu mi tierra, yo la flor
Tu la llama, yo resplandor
Tu abundancia, yo dolor
soy el hombre, tu eres Dios.

Autor: Francesco Bojaxhiu




Por: Luis Miranda.

   A manera de inventio hagamos una reductio ad absurdum que nos sirva de escenario: La mentira nos hace libres, o si se quiere: la verdad no nos hace libres. Si probamos que esto es imposible resaltará la verdad de la sentencia evangélica en su prístina pureza y seremos en consecuencia verdaderamente libres.

Por: Hernán Manuel Vladimir Chávez Boubión

   Cuando una persona es activa, propositiva, ingeniosa y esforzada por hacer cosas nuevas, se dice que es una persona industriosa, aun cuando algunos psicólogos le traten de encasillar con el término de hiperactivo o extrovertido. Tomando como referencia la definición de industrioso(a), la cual se refiere a aquel que tiene maña o habilidad para hacer una cosa, o a la persona que es muy aplicada y se dedica con ahínco al trabajo, podemos deducir que se trata de una persona que con base en sus amplios o limitados conocimientos ha encontrado un sentido más realista de lo que representa el trabajo y de aquello que la posibilidad de trabajar tiene de riqueza. No nos referimos a la riqueza del trabajo como el producto material resultante de llevarlo a cabo como sería la remuneración económica, sino la cualidad intrínseca que posee, de hacernos más personas, perfeccionarnos y posibilitarnos la felicidad.

Por: Hernán Manuel Vladimir Chávez Boubión

   El tema que nos obliga a escribir esta vez, parecería alejarnos en cierta medida del propósito evangelizador para el que fue creada la página de www.kerygma.com.mx dado que nos internaremos un poco en algunas prácticas administrativas y financieras que bien merecen la pena ser tratadas en una clase de economía o contabilidad; no obstante, los efectos de las malas praxis bursátiles, hacen necesario levantar la voz y no quedarse pusilánimemente agazapado esperando que venga Dios a resolver algunas cosas que acá en la tierra hemos creado.

Por: Hernán Manuel Vladimir Chávez Boubión

   Hace unos días, me tocó leer por mero accidente una columna del reconocido comentarista Leo Zuckermann respecto de su postura en relación con el aborto y el derecho a decidir que tienen las mujeres sobre su cuerpo. Me ha pasmado la dualidad y ligereza con la que trata el asunto. Huelga decir que el señor Zuckermann se manifiesta a favor de la legalización e intenta en su columna explicar por qué, sin llegar a explicar absolutamente nada.

Por: Hernán Manuel Vladimir Chávez Boubión

   En mayo de 1990 El Papa Juan Pablo II visitó una vez más la Ciudad de México, en esa ocasión, y ante la algarabía y regocijo de los ciudadanos congregados en la explanada de la Basílica de Guadalupe pronunció aquella famosa frase: ¡México, siempre fiel!.

Las televisoras y la prensa escrita dieron cuenta de ello, el clero mexicano se llenó de regocijo ante tal exclamación del Sumo Pontífice. Prácticamente nos creímos los siempre fieles, los elegidos, los bendecidos de Roma, puesto que el mismo Papa se había percatado de nuestra fervorosa entrega a su persona y a los ritos que con motivo de la visita se estaban llevando a cabo en el transcurso de los días.

Por: Hernán Manuel Vladimir Chávez Boubión

   Ya hemos hablado en otras ocasiones de lo complejo que resulta tratar de entender al ser humano en su totalidad; aun aquellos que se han dedicado a estudiarlo han tenido que dividir, en el trascurso del tiempo, cada área humana susceptible de estudio, en una especialidad muy particular, sin que hasta el día de hoy podamos afirmar con toda certeza que hemos llegado a los límites del conocimiento de la persona, sus cualidades y posibilidades, considerando claro está, que somos seres finitos.

Por: Luis Miranda.

   Dice Eclesiástico 20, 27 que “Por sus palabras el sabio se hace grande”. Me ha llamado la atención este proverbio y me parece que podemos sacarle algunas posibles interpretaciones que nos muestren la profundidad de la Palabra de Dios.
Antes debemos decir que hay un supuesto: ¿Quién es el que se hace grande? El sabio. ¿Y quién es el sabio? En términos generales, quien tiene la Caridad, es decir, la Gracia habitual de Dios; aquel a quien no le reprocha su conciencia algún pecado grave. Este es el sabio, sea niño o anciano, sacerdote o laico, rico o pobre; este es quien se hará grande por sus palabras. Ahora veamos qué pueden ser estas palabras que hacen grande al sabio.

Por: Hernán Manuel Vladimir Chávez Boubión

   Esta hermosa frase forma parte de un muy conocido himno cuyo lenguaje original se atribuye al italiano y su autoría a San Francisco de Asís, aparece en el mundo, según algunos investigadores, a principios del siglo pasado haciendo difícil la identificación certera del autor, sin que por ello el himno completo pierda su belleza y profundidad.

Por: Hernán Manuel Vladimir Chávez Boubión

   Para el ser humano el dolor sigue siendo un misterio, fisiológicamente puede llegar a conocer, en parte, la causa de cierto tipo de dolor, pero no alcanza a penetrar en lo inexplicable de su presencia a lo largo de su vida. La mayoría de nosotros suponemos que nacimos para ser felices e identificamos la felicidad como la ausencia permanente de todo mal y penuria, razón por la cual rehuimos férreamente a todo aquello que atente contra ese estatus psicológico que nos hemos creado.

Por: Luis Miranda

   Es muy fácil para nuestra mentalidad posmoderna parecer un gran sabio. Ostentar erudición. La inestabilidad, la evanescencia de los tiempos nos permite tales arrogancias. Como estudiante de un Doctorado en Humanidades exploro un mundo, -una selva-, muy amplia de ideologías, libros, información, teorías, activismos, aunque rara vez me encuentro un argumento.

Por:

   


Visitante número
14529

KERYGMA
    ¿Qué es?

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

TEOLOGÍA
    ¿Qué es?
Dame Señor, un corazón humilde para aceptar tu voluntad en mi.

Comunidad Kerygma.
contacto@kerygma.mx
Hermosillo, Sonora, México.
Todos los Derechos Reservados ©.