El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 


Humus Caelis

Languidos tallos que se elevan hacia el cielo,
triste follaje que marchito al viento ofrece,
tierra en estiaje de nutrientes vacia,
sol que no vienes, a cambiar mi suerte.

Tu mi tierra, yo la flor
Tu la llama, yo resplandor
Tu abundancia, yo dolor
soy el hombre, tu eres Dios.

Esa es mi vida de gracia vacia
cuando temores me arroban la calma
y de penuria se cubre mi frente
por no gozarte, por no tenerte.

Sombras andantes en leños sin fuego
somos los hombres con dolor hiriente,
ojos hundidos en desesperanza
en una espera de Dios ausente.

Anega el suelo de tu nutriente,
danos la vida desde tu fuente,
ven y pon fin a las languideces
para gozarte, para tenerte.

Francesco Bojaxhiu                                                     
Dame Señor, un corazón humilde para aceptar tu voluntad en mi.

Comunidad Kerygma.
contacto@kerygma.mx
Hermosillo, Sonora, México.
Todos los Derechos Reservados ©.