El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 


ESTATE SEÑOR CONMIGO

Estate, Señor, conmigo
siempre, sin jamás partirte,
y, cuando decidas irte,
llévame, Señor, contigo;
porque el pensar que te irás
me causa un terrible miedo
de si yo sin Ti me quedo,
de si Tú sin mí te vas.

Llévame en tu compañía,
donde tu vayas, Jesús,
porque bien sé que eres Tú
la vida del alma mía;
si Tú vida no me das,
yo sé que vivir no puedo,
ni si yo sin Ti me quedo,
ni si Tú sin mí te vas.

Por eso, más que a la muerte,
temo, Señor, tu partida
y quiero perder la vida
mil veces más que perderte;
pues la inmortal que Tú das
sé que alcanzarla no puedo
cuando yo sin Ti me quedo,
cuando Tú sin mí te vas. Amén.

Anónimo                                                     
Dame Señor, un corazón humilde para aceptar tu voluntad en mi.

Comunidad Kerygma.
contacto@kerygma.mx
Hermosillo, Sonora, México.
Todos los Derechos Reservados ©.