El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 


Partiremos

¿Qué queda del que se va?
Un recuerdo, una palabra,
una imagen, la fragancia
que se esfuma en la distancia
de los días que se pasan.

Abrazos de condolencia,
unas flores, el cortejo,
caras largas de silencio
de los que cerca estuvieron.

Unos dirán ¡Era un santo!
¡De seguro ha ido al cielo!
Otros ¡Este hijo de los truenos
debe arder en el infierno!

Lo cierto es que en la partida
cosa alguna llevaremos,
saldremos como venimos
sin alhajas ni dinero.

Esa hora nos acompaña
desde el día del nacimiento,
y es tan hermosa la vida
que olvidamos de momento.

Más el avance del tiempo
a ninguno ha perdonado,
y es mejor para el que parte
vivir como abandonado.

¿Qué ha de quedar cuando parta?
Tal vez un dulce recuerdo
de aquello que tanto quise
pensando alcanzar el cielo.

Francesco Bojaxhiu                                                     
Dame Señor, un corazón humilde para aceptar tu voluntad en mi.

Comunidad Kerygma.
contacto@kerygma.mx
Hermosillo, Sonora, México.
Todos los Derechos Reservados ©.