El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player



 


Comunidad Religiosa de Las Siervas de Santa María del Rosario

Las Siervas de Santa María del Rosario somos una incipiente Congregación femenina fundada por el Presbítero Doctor Macario Ponce Correa, Sacerdote Diocesano de la Arquidiócesis de Hermosillo, Sonora, México; el cual siendo Párroco de la Parroquia de San Juan de la Cruz y Santa Teresa de Ávila, ocupado siempre en la atención pastoral y formación de sus fieles, eligió y llamó en el año de 1992 a varias señoritas a las cuales convoco para vivir la vida consagrada, formándolas personalmente como evangelizadoras, para que un día pudieran dedicarse a la evangelización no como una profesión, sino siendo ellas mismas el Evangelio vivido.

     Aventurándose en esta Familia Religiosa que no tenia aun ni siquiera un nombre, tres de estas señoritas atendieron a esta invitación e iniciaron esta Comunidad mediante la profesión de los primeros votos temporales realizados el día dos de Enero de mil novecientos noventa y cuatro, en la Parroquia antes mencionada (que ahora se llama Parroquia del Señor de la Misericordia). 

     Después de nueve años de renovación de los votos temporales, finalmente, el día Cinco de Enero del año Dos mil tres habiendo perseverado solo dos de las tres señoritas que iniciaron la fundación, realizaron, frente a la Comunidad de fieles, en la Capellanía de San Rafael Arcángel, en Hermosillo, Sonora, México; sus Votos Perpetuos en esta nueva familia religiosa de las Siervas de Santa María del Rosario que fue el nombre que eligieron, poniéndose así bajo la protección, inspiración y guía de la Santísima Virgen María.

     En razón a que sólo puede considerarse como Congregación Religiosa aquella que cumpla con los requisitos que marca el Derecho Canónico, con referencia al número de integrantes y a los procedimientos jurídicos para la formal instauración como tal, aún somos consideradas como una Asociación Piadosa, o Sociedad de Vida Apostólica, que es la figura jurídica que el Derecho Canónico designa para institutos como el nuestro; pero cifrando nuestras esperanzas en Jesucristo nuestro esposo, a quien hemos consagrado nuestra vida confiamos en que  podremos llegar un día a ser erigidas como Congregación Religiosa, cuando hayamos cumplido con los requerimientos que se exigen sobre este tema.

     Mientras esto sucede y con la certeza de que las declaraciones o requerimientos jurídicos de la Iglesia no son más importantes que la elección y la práctica de una vida cristiana comprometida, vivimos nuestra consagración, bajo la amorosa protección de la Santísima Virgen, quien siendo Madre de los creyentes, y apoyo y fortaleza de todo cristiano, lo es aún más para aquellos que han decidido consagrar su vida  a Jesucristo, por eso abandonadas a su cuidado perseveramos en este camino buscando guardar con fidelidad los votos de pobreza, castidad y obediencia.

 

 

 
COMUNIDAD RELIGIOSA

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player


Dame Señor, un corazón humilde para aceptar tu voluntad en mi.

Comunidad Kerygma.
contacto@kerygma.mx
Hermosillo, Sonora, México.
Todos los Derechos Reservados ©.